10 de agosto de 2012

El Ministerio de Sanidad de Japón define el Shiatsu como:


“Tratamiento que, aplicando unas presiones con los dedos y las palmas de las manos, sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.) activando así mismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano. No tiene efectos secundarios.”







4 de febrero de 2012

Shiatsu, prevenir antes que curar


Somos la energía que captamos de nuestro entorno. Comer bien, tener una actitud positiva y canalizar cualquier desajuste energético es la base de nuestro bienestar.




El maestro japonés Shigeru Onoda, realiza una terapia de Shiatsu a una paciente durante el II Congreso Nacional de Shiatsu en España. Foto EF







Madrid, España.- Nadie confiaba en las propiedades curativas del shiatsu hasta que, en 1956, la actriz estadounidense Marilyn Monroe, durante una visita a Japón, recibió una terapia tras caer enferma y no responder positivamente a los tratamientos de la medicina clásica. Su rápida recuperación ayudó a despertar el interés del Ministerio de Salud y Bienestar de Japón que, en 1964, lo reconoció oficialmente.


SOMOS LA ENERGÍA QUE CAPTAMOS

El shiatsu se basa en la creencia de que todos los humanos poseemos una energía vital, denominada "ki", que penetra en nuestro cuerpo a través del aire que respiramos y los alimentos que consumimos, y que circula mediante canales o meridianos.Sin embargo, el problema se presenta cuando esta energía no fluye de manera correcta y se concentra en puntos específicos, ya que esto puede producir bloqueos corporales o desórdenes funcionales en determinados órganos. Este sería el inicio de las enfermedades y, para ello, el tratamiento con shiatsu consiste en la aplicación de presiones sobre estos puntos mediante los dedos y las palmas de las manos, a fin de movilizar la energía para alcanzar la mejoría del paciente.La terapia, que se realiza durante una hora sobre un soporte acolchado donde descansa el cuerpo del paciente, puede generar un estado posterior de relajación y bienestar energético; o, como reacción a la curación, malestares temporales de dolor de cabeza, síntomas de gripe o alteraciones anímicas, según confirma el presidente de la Asociación de Profesionales de Shiatsu de España, Ricard Plaza Pujol.


HACIA LA ACEPTACIÓN DE LA TERAPIA

“Encontrar los desequilibrios que generan las enfermedades para resolver las causas que subyacen en estas condiciones. Trabajar con la energía de la persona a través del cuerpo. Sólo la conciencia de que la enfermedad la puede sanar el propio cuerpo, y sobre todo, saber escucharse a uno mismo, son la base del shiatsu y de su aceptación", según señala Ricard Plaza Pujol. Una lógica de reconocimiento individual que, sin embargo, ha tenido que recorrer un largo camino para alcanzar el nivel de aceptación que tiene hoy en día. Desarrollado en Japón sobre la base de la medicina tradicional china, los conocimientos de esta terapia fueron evolucionando durante varios siglos hasta que el maestro Tamai Tampuka, escritor del libro “Shiatsu”, en 1919, potenció el interés terapéutico del masaje. Sus métodos, ampliados por tres de sus alumnos, quienes a su vez desarrollaron nuevas formas de shiatsu practicadas actualmente, fueron reconocidos en el mundo occidental después que su discípulo, Tokujiro Namikoshi, ampliara el espectro oriental - en la práctica de la terapia - tratando a varias celebridades occidentales como la actriz Marilyn Monroe y el campeón de boxeo Muhammad Ali. Hace más de veinte años, el shiatsu inició su inserción profesional en Europa y Latinoamérica. Su práctica, cada vez más reconocida, ha llegado a complementar los tratamientos que la medicina nos ofrece. De acuerdo al presidente de la Asociación de Profesionales de Shiatsu en España, el reconocimiento de esta terapia en el mundo occidental se debe “primero, al conocimiento cada vez más extendido de la medicina alternativa y, segundo, al aspecto que caracteriza esta terapia como gran efecto de prevención y buena salud”.


UN COMPLEMENTO A LO TRADICIONAL

Pero no se trata de cambiar una terapia de medicina tradicional por una alternativa sino de saber complementarlas. “Creemos que la medicina alternativa es totalmente compatible con la medicina tradicional, sólo hace falta ser consciente y recomendar en cada caso la vía de solución más apropiada”, señala al respecto Ricard Plaza.Pero, a pesar que cada vez más personas realizan tratamientos de shiatsu y que el Parlamento Europeo señaló, en 1997, la necesidad de regularlo e invertir en su investigación, gracias a los esfuerzos realizados por la Federación Europea de Shiatsu para su reconocimiento como terapia no convencional; la realidad es que, si bien se practica de manera complementaria a la medicina clásica, está fuera del sistema oficial de asistencia sanitaria, en un contexto de incertidumbre política y legal, de acuerdo a la investigación realizada por Andrew F. Long en diciembre 2007 y publicitada por la Federación Europea de Shiatsu.El camino hacia la complementación de ambas medicinas se encuentra en sus inicios. Por un lado, sólo aquellos que tienen la posibilidad de informarse sobre las ventajas de este tratamiento, superando los prejuicios que se manejan sobre su efectividad, logran acceder a él y por otro, no se han logrado mayores avances para su integración en el sistema de sanidad pública o de reconocimiento como una disciplina independiente.Sin embargo, a pesar de los obstáculos, actualmente existen numerosos estudios sobre la aplicación del shiatsu en diferentes ámbitos. Uno de ellos es la implementación de las terapias en mujeres que han sufrido maltrato físico o psicológico por parte de sus parejas. Liberarlas de la ansiedad, reforzarlas emocionalmente y mejorar su aproximación a otros hombres, tras liberarse de la violencia que llevaban dentro, son sólo algunos de los fantásticos resultados de la investigación desarrollada por la Escuela Amigos del Shiatsu de España.


DESTACADOS:* El shiatsu se basa en la que creencia de que todos los humanos tenemos una energía vital que fluye por nuestro cuerpo a través de canales, y que la obtenemos de nuestro entorno. * Su aceptación en el mundo occidental no supone el rechazo de la medicina clásica. La idea es complementar ambas alternativas recomendando la solución más apropiada para cada caso particular. * Hoy en día, a pesar que miles de personas creen en las propiedades terapéuticas del shiatsu, su reconocimiento no ha llegado a superar las barreras para su incorporación en los sistemas de salud públicos.

28 de octubre de 2011

CONTRA EL ESTRES LABORAL




Shiatsu express
Sólo quince minutos de relajación en la oficina permitirían un mayor y mejor rendimiento en el trabajo generando alivio y buen humor. El "Shiatsu" delivery es una alternativa para el bienestar laboral.


SILLAS ERGONOMICAS: Tienen una especie de pechera donde apoyar el tronco y relajar el cuerpo hacia adelante presentando toda la espalda, cuello y hombros para un trabajo bien profundo y focalizado.

El estrés laboral es un fenómeno extendido que ha generado un inmenso interés por las graves consecuencias que tiene sobre la salud, el bienestar psicológico y físico de las personas, como así también sobre las organizaciones dado el aumento de ausentismo, abandono, rotación y deterioro del servicio ofrecido. La lista de afecciones que están relacionadas con las condiciones de trabajo incluyen desde gripe, alergias, migrañas, dolores de cabeza, trastornos digestivos, dolor de espalda y contracturas; hasta trastornos en las articulaciones y en los ojos. Todas ellas pueden ser minimizadas con tareas sencillas y cambios preventivos (ver informe del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de EE.UU).La preocupación en este sentido ha generado en los últimos años un enorme interés por la llamada medicina del bienestar (wellness), un concepto que incluye todos aquellos tratamientos y actividades orientados a aliviar molestias, proporcionar experiencias agradables y mejorar el equilibrio cuerpo-mente. Ya se sabe; reír, disfrutar de la vida y hacer ejercicio "disparan" la producción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad o bienestar que " están estrechamente ligadas a los mecanismos de defensa del organismo y alivian el dolor con efectos similares a los de drogas de la familia de la morfina", dice Jack Lawson, en su libro Endorfinas. Según el autor, "los masajes, las caricias, la risa y cualquier otra sensación placentera, como los recuerdos de buenos momentos, contribuyen a aliviar o curar enfermedades porque colaboran en la segregación de endorfinas". "Siete de cada diez causas de ausentismo laboral están directamente relacionadas con los trastornos músculo-esqueléticos y el estrés, por eso cada vez más empresas ofrecen a sus directivos y trabajadores terapias antiestrés. Son pequeñas compensaciones que, está demostrado, aumentan la productividad y el rendimiento de los profesionales. En este escenario, para mejorar la calidad de vida de sus empleados muchas empresas están recurriendo a sesiones de masajes express y clases de gimnasia", "El masaje restablece la circulación de la energía vital, ésta se altera al trabajar muchas horas, por el uso de luces artificiales y computadoras, por sonidos perturbadores, por tensiones y nerviosismo. Durante la sesión el organismo segrega endorfinas generando alivio y buen humor. Luego del masaje express 15' el receptor recomienza la jornada laboral con mayor concentración, manteniendo una sensación de bienestar por el resto del día".

12 de mayo de 2011

¿Qué es el Shiatsu?



Shiatsu 指 圧 (shi - dedo y atsu - presión) es una terapia manual desarrollada en Japón a través de una síntesis de Oriente y conceptos médicos de Occidente, el uso de la mano y el corazón para tratar al paciente con un enfoque integral, que estimula al cuerpo en forma natural, y utiliza los poderes autocuración para corregir los desequilibrios y efectuar una curación desde el interior.

Los terapeutas de Shiatsu puede detectar variaciones sutiles en las respuestas de estado de la persona y luego aplicar presión sobre los puntos de Shiatsu. Esas presiones tienen un efecto profundo en el interior del cuerpo por lo que puede mejorar física y mental. La terapia de Shiatsu se basa en un espíritu de la bondad y la compasión.


¿Con qué frecuencia puedo tener un tratamiento de Shiatsu?

Los beneficios del shiatsu dependen de cada persona, dependiendo de su estado psicofísico cuando se tratan, así como sus condiciones médicas hereditarias y pre-existentes. Para el mantenimiento de la salud general, a los pacientes se les aconseja someterse a un tratamiento con un terapeuta de Shiatsu por lo menos una vez por semana durante el primer mes y luego cada tres semanas.
La mayoría de los pacientes dicen que se sienten físicamente más ligero, más flexible en sus músculos y mentalmente más a gusto después de un tratamiento de Shiatsu. Los efectos del Shiatsu son generalmente perceptibles hasta tres días después de un tratamiento.

7 Funciones fisiológicas

1) Rejuvenecimiento de la piel
El Shiatsu ayuda a mantener un aspecto más joven, una piel más sana
2) Entrada en calor de los músculos
El Shiatsu ayuda en la prevención de lesiones y limitaciones de movimiento.
3) La estimulación y la circulación de los fluidos corporales
El Shiatsu desintoxica, activa las células y apoya el sistema inmunológico.
4) Regulación de las funciones neuronales
El Shiatsu ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo y construye un cuerpo fuerte para manejar el estrés.
5) El control de su sistema endocrino
El Shiatsu ayuda en la regulación del equilibrio hormonal y normaliza la función del órgano.
6) Equilibrio de su sistema esquelético
El Shiatsu ayuda a mantener una buena postura y aumenta la amplitud de movimiento.
7) Mejora de su sistema digestivo
El Shiatsu mejora la digestión y absorción por la circulación de la sangre.

5 de diciembre de 2010

SHIATSU PARA EMBARAZADA

El tratamiento de Shiatsu para el embarazo, al igual que para la lumbalgia, es una técnica muy conocida. En los últimos meses de gestación, las mujeres embarazadas padecen de trastornos tales como lumbalgia, sobrecarga en la zona supra escapular, dolor de cabeza, mala circulación en las piernas, por el gradual aumento de peso. Una sesión normal de shiatsu puede en verdad proveer gran alivio a la madre en todo sentido, tanto en el nivel emocional como en el físico: puede relajar y crear una verdadera sensación de bienestar desde su cabeza, sus brazos, su espalda, piernas y pies.
Otros beneficios adicionales: la respiración profunda y lenta que experimentan las mujeres embarazadas durante el tratamiento será muy útil en su preparación al parto y después del parto, las mujeres suelen requerir rehabilitación en la zona pélvica, para la cual el Shiatsu puede dar efectos positivos.
El Shiatsu ayuda en el embarazo principalmente a:
• Equilibrar las zonas más cargadas de tensión en el cuerpo, como la zona lumbar, la cervical y las piernas.
• Vigorizar el flujo sanguíneo
• Tonificar el riñón.
• Hacer circular la energía y los nutrientes hacía todo el cuerpo
• Eliminar los bloqueos.
• Tonificar el bazo y liberar la humedad del cuerpo.
• Regular la temperatura corporal.

EL DESARROLLO DEL SHIATSU

Tokujiro Namikoshi, creador de la terapia Namikoshi de Shiatsu, nació el 3 de noviembre de 1905 en la prefectura de Kagawa, pero a la edad de 7 años, el y toda su familia se trasladaron del cálido clima del mar interior de Seto a las severas condiciones de la norteña isla japonesa de Hokkaido. El traslado trastorno su forma de vida y conllevo un penoso viaje en esas épocas.
Al día siguiente de haber llegado, la madre comenzó repentinamente a quejarse de un dolor en las rodillas. Al principio todos pensaron que era el resultado de un largo viaje, pero el tiempo pasaba y el dolor se hizo mayor y se extendió a sus tobillos, muñecas, codos y hombros, para convertirse en lo que hoy denominaríamos un poli reumatismo de las articulaciones.
No había ningún doctor en la aldea, ni medicina disponible. Todo lo que podían hacer sus hijos era turnarse acariciando y presionando las partes del cuerpo que le dolían. Al tiempo que la acariciaban y masajeaban frecuentemente le decía a Tokujiro: “Tus manos son las que mejor sensación me producen”. Esta alabanza alentó al muchacho a trabajar más intensamente en el tratamiento de su madre. Aunque ignorante de la filosofía de la anatomía, sus sensibles manos y dedos advertían diferencias en las condiciones de la piel, el calor y la rigidez. Finalmente presionando, masajeando y acariciando, consiguió efectuar una cura completa; y este proceso experimental carente de instrucción le desvelo los obstinados poderes de auto curación que posee el organismo humano. Había sido capas de estimular las actividades de dichos poderes, y fue así como nació su sistema de Shiatsu.
Tokujiro Namikoshi abrió en 1925, en Hokkaido, el Instituto Shiatsu de Terapia. La terapia y las conferencias de la escuela obtuvieron un amplio reconocimiento por los inconfundibles efectos del Shiatsu. En 1955 el Shiatsu fue aprobado legalmente y en 1957 bajo el nuevo nombre de Escuela Japonesa de Shiatsu, recibió oficialmente la licencia por parte del ministerio de Bienestar y Salud Japones.


“El corazón del Shiatsu es como el amor de una madre,
La presión sobre el cuerpo estimula la fuente de la vida.”
(Tokujiro Namikoshi)

TRATAMIENTO DE LA LUMBALGIA

En japonés, la palabra KOSHI significa “Zona Lumbar” y esta compuesta por dos ideogramas uno que significa CUERPO y otro que significa CENTRO. Esto es la zona lumbar es el centro del cuerpo. Si el centro del cuerpo tiene algún problema, dolor, molestia, significa que los extremos también lo tendrán, y a la inversa.
Generalmente, la medicina tradicional trata solo la parte del problema, pero si no se corrige el origen de esto que podría ser el hábito postural o la causa real de la molestia, la dolencia continúa. Por ejemplo: si hay agua en un charco y se evapora el agua, en cuanto vuelva a llover volverá a encharcarse.
Por eso el SHIATSU tiene una visión MACRO considera el dolor como resultado de un desajuste producido en el cuerpo y corregido ese desajuste que causa el dolor, se recupera el equilibrio general del organismo y como consecuencia, calma el síntoma.
Una mala postura durante varios años, como planchar, barrer, trabajar parado o incluso en una oficina en el escritorio, afecta a todo el cuerpo, desde la parte mas baja hasta la más alta.


EJERCICIOS PARA PREVENIR LA LUMBALGIA


1.- Sentado en una silla estiramos los brazos hacia arriba y estiramos todo el tronco.
2.- Con los brazos estirados hacia arriba, hacemos estiramientos del lateral del troco a ambos lados.
3.- Colocando las manos por detrás de la silla, tomamos la muñeca derecha con la mano izquierda, tiramos e inclinamos la cabeza hacia la izquierda y viceversa.


“El corazón del Shiatsu es como el amor de una madre,
La presión sobre el cuerpo estimula la fuente de la vida.”
(Tokujiro Namikoshi)

SHIATSU Y CÁNCER

SHIATSU Y CÁNCER

El papel de Shiatsu en el tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia
Por Dominique Chevalier traducido por Chris Atkinson MRSS

En 2004, Dominique, fisioterapeuta, trabajaba como parte de un equipo paliativo del cuidado en el servicio del hospital de Saintes en el sudoeste Francia. Durante este tiempo, él estaba también en su año final del entrenamiento de Shiatsu.
Gracias a la liberalidad de los doctores en su departamento, le dieron la oportunidad, muy rara en Francia, de tratar a internos existentes con Shiatsu.
Los pacientes recibieron Shiatsu, y los tratamientos fueron realizados como parte de la rutina normal del departamento.
Mi punto de partida para este estudio era un artículo del Dr. Koster-Vidal que incluyó lo siguiente:
“Descubrí la existencia de Shiatsu con uno de mis pacientes que experimentaban la quimioterapia para el cáncer de pecho. Fui sorprendido por su estado general de la salud, de la ausencia de efectos secundarios y de la velocidad de la recuperación después de sus sesiones de la quimioterapia (solamente un día de cansancio). Ella dijo “de hecho, doctor, yo no se si usted sabe, pero antes y después de mi quimioterapia, estoy teniendo tratamientos de Shiatsu”. Desde entonces, he tenido la oportunidad de observar los efectos de esta disciplina en otros pacientes”.
Esto me incitó a pensar en reunir mi estudio de Shiatsu y de mi propia práctica profesional en el cuidado de pacientes del cáncer.

¿Podía el Shiatsu ser una ayuda útil en disminuir los efectos secundarios de la quimioterapia? ¿Y si es así cómo podía el resultado ser evaluado?

El estudio fue realizado en septiembre de 2004 a mayo de 2005 con 16 pacientes en el cuidado del departamento de la oncología del hospital de Saintes en el sudoeste Francia. Ningunos de los pacientes sabían que era el Shiatsu y cada paciente habían recibido ya 3 tratamientos de la quimioterapia. Todos habían experimentado los efectos secundarios de la post-quimioterapia, de los cuales los más frecuentes eran:

• Fatiga física
• Náusea
• Pérdida del pelo
• Fatiga psicológica
• Vómitos
• Estreñimiento
• Problemas de la piel
• Sensaciones de zumbido.

Estaba durante consultas con ciertos pacientes referentes a su experiencia de los efectos secundarios del tratamiento oncológico y propuso una serie de tratamientos de Shiatsu, como parte adicional de su tratamiento en el hospital.
La primera cita tomó la forma de una explicación general de Shiatsu, un contorno de qué sucederían durante la sesión, y de qué efectos posibles podrían esperar. Dieron al paciente un resumen escrito del método, especificando que las sesiones de Shiatsu fueron pensadas como complemento al tratamiento médico existente y de ninguna manera un reemplazo. Además, pidieron al paciente firmar una forma de consentimiento.
Antes de cada tratamiento de Shiatsu, pidieron el paciente evaluar su experiencia de efectos secundarios después de quimioterapia. Para cada síntoma específico, los criterios siguientes fueron observados:

1. El inicio del síntoma, su duración e intensidad, y cualquier otros comentarios relevantes.
2. La intensidad del malestar fue observada en una escala de 1 a 10 (0 = ningún malestar 10 = malestar máximo).

Las sesiones de Shiatsu se basaron en el tratamiento de dos lineas para ser significativos: Hígado y estómago; el hígado que tiene una asociación clara con el almacenaje, distribución y eliminación de las toxinas inherentes en la quimioterapia, y estómago referentes a la preocupación con náusea y a vómitos experimentado por los pacientes. Cada sesión comenzó con un tratamiento sistemático de estos dos meridianos, para tratar los aspectos que más ocurrían luego de cada sesión de quimioterapia.
Generalmente hablando, casi todos los efectos secundarios fueron disminuidos, en mayor grado que otros, extendiéndose a partir de la 40% hasta la reducción del 83%. El índice medio de la mejora para los efectos secundarios combinados de todos los pacientes era el 64%. Las mejoras más significativas ocurrieron con el efecto secundario muy común de vomitar y de la náusea. En un caso, un paciente que, antes de la terapia de Shiatsu, había estado vomitando hasta 10 veces al día para la semana entera que seguía la quimioterapia, vomitado 3 veces solamente en el día después de la quimioterapia, después del primer tratamiento de Shiatsu.
Otra mejora significativa estaba en problemas de la boca: los pacientes podían rápidamente reasumir comer normal debido a esta mejora, y por lo tanto recuperarse más rápidamente de fatiga física.

El Shiatsu puede ofrecer una ayuda valiosa después de que se acabe el tratamiento de quimioterapia.
Las sesiones del shiatsu pueden ayudar a la recuperación, ayudan a renovar energía y a motivar a gente para tomar la responsabilidad de su bienestar.

3 de abril de 2010

PABLO IGARASHI SHIATSU

El Shiatsu es una terapia corporal sencilla y sin riesgo que nos permite restablecer y mantener el equilibrio energético, fisiológico, mental y emocional de nuestro organismo, favoreciendo los procesos de curación y aumentando la consciencia corporal tanto del receptor como del practicante. El propósito del Shiatsu es activar la circulación energética, y restaurar el equilibrio de la fuerza vital en el cuerpo, lo cual contribuye a calmar el sistema nervioso. Con su aplicación se manifiestan los poderes naturales de recuperación del cuerpo, se dispersan las toxinas, los músculos se relajan, y todo el cuerpo se revitaliza





(Ki Energía de la Vida)


El significado del término japonés Shiatsu: Shi (dedos), Atsu (presión), describe brevemente una técnica que responde a la ancestral necesidad que tenemos los seres humanos de utilizar nuestras manos para curarnos y aliviar nuestras dolencias, tanto del cuerpo, como del alma. Esta fuerza curativa del tacto ha sido conocida desde tiempos inmemoriales por todas las culturas, siendo principalmente las orientales las que han desarrollado técnicas de terapias manuales a partir de los principios y fundamentos de sus medicinas tradicionales.



“El corazón del Shiatsu es como el amor de una madre,
la presión sobre el cuerpo estimula la fuente de la vida.”
(Tokujiro Namikoshi, Creador de la Terapia Namikoshi de Shiatsu, Hokkaido, Japón )